jueves, 26 de enero de 2017

El Estado chileno detiene y deporta a anarquistas peruanos



Los cuerpos represivos del Estado han detenido en La Serena a los compañeros peruanos del Taller de Estudios Anarquistas (TEA), quienes, entre otras actividades de formación histórica, iban a realizar un conversatorio este viernes 27 de enero en Santiago, en el marco de las Jornadas Internacionalistas Derribando Fronteras, la cual se suspende hasta nuevo aviso. Para concretar la detención e inminente deportación, los mercenarios del Estado al parecer se han valido del Decreto 2601, el cual prohíbe el ingreso al país a quienes “propaguen o fomenten de palabra o por escrito o por otro cualquier otro medio, doctrinas que tiendan a alterar el orden social”. Aquella ley data de 1975, es decir, se promulgó en los primeros años de la dictadura pinochetista y, tal como vemos, no dudan en aplicarla cuando se trata de compañeros anarquistas. Para ello les basta decir que portan libros o literatura libertaria como prueba acusatoria de “alterar el orden social del país".

Pese a que la principal razón de Estado para expulsar a los compañeros ha sido tal normativa, sabemos que también se suma el elemento racista y típicamente xenófobo de la institucionalidad chilena. La clase dominante quiere a extranjeros como inmigrantes que trabajen sin queja y con una sonrisa de oreja a oreja. Cuando se trata de explotados y oprimidos conscientes y con ideas libertarias, ya no son tan bienvenidos. Nos quieren como cuerpos de consumo, carga y explotación. No como seres pensantes y que cuestionen las injusticias existentes. 

El Estado de Chile ha truncado así la gira libertaria de los compañeros del TEA. Sin embargo esto no hará más que reforzar los vínculos solidarios entre los pueblos. Se equivocan las autoridades chilenas si piensan que expulsando a los compañeros su mensaje en estas tierras se verá opacado. Por el contrario, llamamos a fortalecer las relaciones con compañeros de la región peruana y de todo el continente. Frente a la ambición capitalista de la integración latinoamericana de las burguesías, las anarquistas estrecharemos nuestros lazos que rompan con el nacionalismo, el militarismo y el desarrollo del capitalismo que arrasa los ecosistemas. Hoy podrán deportar a nuestros compañeros, sin embargo no mermarán nuestros anhelos de construir un nuevo mundo sin fronteras ni dominaciones. 


A continuación compartimos un comunicado difundido por redes sociales. El cual está firmado Casa Oktubre y Grupo Krisis. A su vez llamamos a estar alertas de cómo se desarrolle la detención y a solidarizar con Michael, Carla y Eduardo:

"Comunicado Público ante el hostigamiento y expulsión de compañerxs peruanos que participaban en foro sobre historial social del anarquismo. 

Desde el Norte semiárido de Chile, Casa Oktubre y Grupo Krisis, denunciamos el hostigamiento, detención y expulsión arbitraria de los compañeros Michael, Carla y Eduardo, miembros del Taller de Estudios Anarquista (TEA) de la Universidad Mayor de San Marcos, quienes se encontraban en Chile participando en un ciclo de conferencias sobre la historia social del anarquismo. Frente a estos hechos aclaramos:

1- Lxs compañerxs peruanos son jóvenes luchadores sociales, que en un gesto de solidaridad visitaban nuestras tierras compartiendo sus saberes y experiencias de lucha popular. Cabe destacar que lxs compañerxs cuentan con una reconocida trayectoria como investigadores de la historia social peruana. 

2- Lxs compañerxs fueron recibidos en Casa Oktubre (La Serena). Casa Oktubre es un espacio autogestionado y liberado, donde permanentemente se realizan actividades de difusión cultural, promoción de respeto a los DD.HH y defensa de la naturaleza, producción de conocimiento local y construcción colectiva de alternativas a la sociedad capitalista. En este contexto, la visita de lxs compañerxs peruanxs se inserta en una serie de actividades orientadas a fortalecer los lazos de solidaridad popular, de carácter internacionalista. 

3. Desde su llegada a Arica, nuestros compañerxs fueron hostigadxs por las policías chilenas hasta ser detenidxs en La Serena, el medio día de este miércoles 25 de enero. Lxs compañeros fueron detenidos por portar bibliografía de crítica social, que según la policías cae dentro de la categoría 'literatura subversiva' y amerita la aplicación del Decreto 2601 de la Ley de extranjería. En base a este decreto, lxs compañerxs fueron expulsados del país.

4. En horas de la tarde, nuestrxs compañerxs fueron trasladadxs, por la PDI al norte, con la intención de asegurar su salida del país. Este trayecto lo realizan en calidad de detenidos; esposados e incomunicados.

Frente a los hechos relatados, señalamos: 

1. Nuestro rotundo rechazo al operar de las policías chilenas, que injustificadamente aplicaron el Decreto 2601, vulnerando los derechos humanos de nuestrxs compañerxs. Creemos que este acto solo se explica por la ignorancia, racismo y xenofobia que históricamente ha caracterizado los órganos de represión del Estado chileno. Lamentablemente este no es un hecho aislado, pues forma parte de un fuerte ciclo de represión que intenta desmovilizar las luchas populares que actualmente se gestan en nuestras tierras latinoamericanas. Asimismo, este acto se inscribe en una larga historia de terrorismo estatal articulado más allá de las fronteras, cuyo ejemplo más claro es la Operación Cóndor.

2. Nuestra preocupación por las consecuencias que este evento tendrá para lxs compañerxs. No tenemos certeza que lxs compañerxs sean respetados durante el trayecto, bajo que condiciones cruzarán la frontera, ni si estos hechos tendrán efectos judiciales en Perú. Por este motivo convocamos a las organizaciones sociales, colectivos, agrupaciones e individualidades ha solidarizar con nuestrxs compañerxs, difundiendo la situación y acompañando su trayecto y sobre todo su paso por la frontera.

3. Nuestra profunda indignación por las estrategias de terrorismo estatal, pero también nuestra confianza en la unidad de los pueblos.

Pd: Porque solo la solidaridad podrá desbordar esta sociedad de violencia y saqueo, dejamos abierta la invitación a quienes quieran subscribir este comunicado"


viernes, 6 de enero de 2017

Una masiva asistencia se espera en las jornadas libertarias de verano en Santiago

Sindicalismo, Patriarcado y Educación serán los ejes temáticos de las jornadas libertarias de verano 2017

Lunes 9, martes 10 y miércoles 11 de enero se celebrarán las jornadas libertarias de Verano, 2017. Tres días dedicados a conversar y repensar nuestras críticas y prácticas dentro de los espacios que habitamos. 

El lunes 9 la actividad será en torno al sindicalismo, para la ocasión, afiliados del Sindicato de Oficios Varios de Santiago acompañarán la conversación en aras de reflexionar sobre las principales ideas del anarcosindicalismo y las posibilidades del sindicalismo revolucionario en el Chile actual. Además se presentará el Periódico «Acción Directa», órgano de difusión de la organización.
 
El día martes Elizabeth Solar dialogará sobre Patriarcado y violencia contra las mujeres, en conjunto con el Kolectivo Poroto, una organización que propugna por la constante  autoformación desde y entre sus integrantes, mediante, entre otras actividades, la realización de talleres orientados a cuestionar el modelo de sociedad machista y patriarcal en que vivimos, y al cual subyacen una serie de desigualdades entre las personas, basadas en el género, y reforzadas por aspectos económicos (capitalismo), culturales, simbólicos e institucionales.

El tercer y último día, miércoles 11 de enero, la jornada versará sobre educación, exposición que estará a cargo del Proyecto Educativo Libertario, organización social autónoma y horizontal, cuya actividad se expresa, entre otros ámbitos, en el desarrollo de procesos pedagógicos autogestionados, integrales y excluyentes al sistema escolar dirigidos, en una primera etapa, a niños y niñas de entre tres y diez años de edad. Para lo cual, han desarrollado estrategias curriculares y metodológicas basadas en la educación libertaria con el fin de lograr en las y los participantes los aprendizajes necesarios para potenciar su curiosidad, creatividad, solidaridad, pensamiento crítico y diversas habilidades sociales que les permitan ir conquistando la libertad y hacerse cargo de su propia realidad.

Las jornadas se desenvolverán en la Sede Mutual del Transporte, ubicada en Cueto 138, Barrio Yungay. Y cada día comenzará puntual a las 19:00 hrs.

Para mayor información y referencias pueden acceder al link evento haciendo clic aquí

lunes, 2 de enero de 2017

El falso anti-racismo de la izquierda progresista




A raíz de la comentada noticia de que un sector de la burguesía parlamentaria pretende “expulsar a los inmigrantes”, distintas voces se han erigido desde la izquierda intentando rechazar tales consignas xenófobas. Sin embargo estos cuestionamientos no han roto con el racismo sino que, pese a las buenas intenciones, han reforzado las causas que propician el racismo, pues legitiman la subordinación y consagran el capitalismo. 

Resulta preocupante que desde la izquierda y el progresismo se pretende validar la inmigración con cánones meritocráticos y, por en ende, funcionales a la sociedad dividida. Los inmigrantes buenos son los médicos de los CESFAM y los SAPU, los profesionales exitosos y los destacados artistas que entretienen a un sector de la élite cultural. También es buena la haitiana que sonríe mientras barre las calles de la capital del saqueo y el cocinero peruano que deleita los paladares de la clase media. Y así como están los inmigrantes buenos, en efecto también están los inmigrantes malos. Los que no aceptan trabajar bajo las normativas vigentes, los que venden jugos en la calle y quienes cometen delitos. Y es que cuando se venera la inmigración bajo ciertos parámetros, inevitablemente se desprecia a quienes no replican los estereotipos aceptados por el sentido común que responde, como se sabe, a las ideas dominantes.

Si se ensalza a los inmigrantes por su alta capacidad técnica o por lo bien que trabajan, se refuerza el racismo, pues les divide y jerarquiza entre quienes lo hacen bien y los que se “portan mal”. Honrar la inmigración mediante cánones exitistas, deja la puerta libre que quienes no cumplen con las regulaciones o con lo que se considera valioso, sean con mayor facilidad víctimas de políticas discriminatorias. El profesional y el empleado del mes que se queden, para los que trabajan en los márgenes del sistema: cárcel, expulsión o revocación de visa. Una vez se ha consolidado el estereotipo del buen inmigrante, el resto queda a merced de los abusos de las autoridades y del ciudadano nacionalista.

Bajo esta lógica meritocrática y productivista, tampoco es extraño que en las páginas de difusión del progresismo se escuden en las estadísticas de las instituciones fundadas sobre los cadáveres de los pueblos indígenas y del esclavismo afrodescendiente, para contrarrestar, según ellos, el discurso contaminante de la derecha. No nos hacen un favor en utilizar la estadística del índice de delitos para defendernos de los racistas, pues lejos de combatir el racismo lo que hacen es dotar de sólidos argumentos a las instituciones para reprimir. Dejan a libre para que el Estado y la clase dominante castigue severamente cuando el inmigrante sin estudios acabados cometa algún delito.

Los inmigrantes no son buenos ni malos, son trabajadores, explotados y oprimidos y en tanto tales, se irán ubicando en los lugares "vulnerables" de la estadística de las instituciones burguesas. Según el progresismo actualmente no es alarmante el nivel de criminalidad en la población inmigrante. Sin embargo tales condiciones pueden variar. El capitalismo se ha caracterizado por presentar ciclos y crisis. Y no hay que ser un adivino para advertir que en una crisis dada, las estadísticas cambiarán y, posiblemente, la tasa de delitos en la población inmigrante aumente. Y no es porque sean de otros países, sino porque los inmigrantes son explotados y oprimidos empobrecidos y, por tanto, las leyes están hechas contra ellos, para su subordinación en tanto sectores explotados de la sociedad. Que la estadística de población inmigrante reclusa sea menor no es un argumento sólido para contrarrestar el racismo ¿O es que acaso si la tendencia cambia apoyaremos entonces políticas anti-inmigración o nos volveremos racistas?

Otras de las respuestas de la izquierda progresista frente al racismo de la derecha, es que los empresarios también son inmigrantes, que por qué a ellos no se les cuestiona y sí a los inmigrantes latinoamericanos o afrodescendientes. Al parecer esta izquierda olvida o ignora que los extranjeros capitalistas asentados en la región chilena no son inmigrantes, sino, por el contrario, colonizadores. El inmigrante es por definición un trabajador, no un explotador. En este sentido, los Edwards, los Paulmann y los Angelini, no son inmigrantes –como falsamente se difunde por la red–, son capitalistas y, en efecto, explotadores. El inmigrante mueve su cuerpo en busca de vender su fuerza de trabajo. El burgués, moviliza capitales para la organización de la explotación social.

Frente al discurso racista deliberante o el racismo edulcorado del progresismo neoliberal, no nos queda más que organizarnos y cuestionar radicalmente el racismo, luchando frontalmente contra el capitalismo, el Estado y los patriarcados. Para ello será necesario fortalecer las organizaciones anarquistas, anarcosindicalistas y comunitarias. Elaborar más y mejores leyes “para la integración”, sin duda irán como siempre en contra de las oprimidas.